“La educación prohibida” 100% crowdfunding

Després d’uns dies de repòs, la Remeiera torna a la càrrega amb les bones notícies.  Avui us deixem una notícia publicada ahir a Público sobre l’estrena de La educación prohibida, primera película en español íntegrament financiada a través del crowdfunding. Es tracta d’un film “documental i argumental” que questiona el model d’educació majoritari fent un repàs d’experiències educatives alternatives en diferents països.

Trás unos días de descanso, laRemeiera vuelve a la carga con las buenas notícias. Hoy os dejamos una notícia publicada ayer en Público sobre el estreno de La educación prohibida, primera película en español íntegramente financiada a través del crowdfunding. Se trata de un film “documental y argumental” que cuestiona el modelo de educación mayoritario, haciendo un repaso de experiencias educativas alternativas en varios países.

‘La educación prohibida’ se libera en todo el mundo

Primera película estrenada en español íntegramente financiada a través del crowdfunding

DAVID BOLLERO LONDRES 12/08/2012 09:30 Actualizado: 12/08/2012 09:48

El próximo lunes 13 de agosto se estrena a nivel mundial ‘La educación prohibida’, un largometraje argentino independiente, que se autodefine “documental y argumental” y parte de la preocupación por el futuro de la Educación de un grupo de estudiantes y licenciados en Comunicación Audiovisual. La cinta toma como punto de partida la necesidad de flexibilizar el modo en que ha sido entendida la Educación durante los últimos 200 años, dejando atrás los planteamientos clásicos.

Uno de los promotores del proyecto, Franco Iacomella, advierte de que “en la actualidad, la Educación está formando a una ciudadanía servil al poder; es así cómo el modelo se ha ido sosteniendo en el tiempo y es lo que se cuestiona en la película”. El argentino llama la atención sobre el hecho de que “se enseña en base a una lógica vertical, en la que los propios alumnos no tienen ninguna participación, ni en los contenidos ni en los métodos y se les forma del mismo modo, como si todos tuvieran la misma capacidad de aprendizaje”.

El largometraje ha despertado el interés de buena parte de la comunidad; sólo su página de Facebook ha conseguido superar los 32.000 seguidores, “lo que para un proyecto independiente es todo un éxito”, subraya Iacomella. Él mismo recuerda cómo “cuando el proyecto arrancó en 2008 no esperábamos que tuviera tan repercusión”. Tanto es así, que en un primer momento los planes pasaban por realizar un corto, pero a medida que se fueron sucediendo las entrevistas el proyecto superó ampliamente las expectativas.

Finalmente, dos años de trabajo realizando 90 entrevistas, casi medio centenar de experiencias educativas alternativas y miles de kilómetros a las espaldas con nueve países en la hoja de ruta (Argentina, Chile, Uruguay, Colombia, Ecuador, Méjico, Guatemala, Perú y España)… y otro año para montar todo el material surgido de una idea sin guion preconcebido, pero que ha conseguido, sin referirse explícitamente a conflictos estudiantiles como los vividos en Chile, Reino Unido o España, destacar la crisis actual en que está sumida la Educación.

De la práctica a la teoría

Iacomella explica que “el objetivo de la película es abrir un nuevo espacio de debate”, que se aborde el estado de la Educación, la escolarización y el aprendizaje; tres elementos íntimamente relacionados entre sí, matiza el activista, pero que se distinguen claramente en La educación prohibida.

Las 45 experiencias educativas a lo largo de nueve países descritas en la cinta cumplen un doble papel: por un lado, “cuestionar el modelo actual, donde para mucha gente la escuela no es más una institución que monopoliza la Educación”, apunta Iacomella, y por otro, “demostrar que no es una utopía, que se trata de experiencias reales más allá del plano teórico y están siendo llevadas ya a la práctica”.

La película destila creatividad, no sólo en su planteamiento argumental, sino en su ejecución. A lo largo de 10 capítulos temáticos que mezclan documental con ficción se intercalan minutos de animación —hasta 30 en total— realizados con diferentes técnicas —en las que el software libre está muy presente— por artistas de diferentes partes del mundo que han colaborado a través de Internet. Todos estos ingredientes fueron, quizás, los que atrajeron a participar a estrellas del cine argentino como el actor Gastón Pauls, de Nueve Reinas, que se acercó voluntariamente al proyecto.

Proyecto libre 100%

Todo cuanto gira alrededor de La educación prohibida se empapa de la filosofía de la cultura libre y el open source. Iacomella, activista de la P2P Foundation, asegura que “desde el principio concebimos el proyecto como una manera de cuestionar el modo tradicional de hacer cine, no sólo en su producción, sino también en su financiación y distribución”.

Así, el próximo lunes la cinta pasará a convertirse, según sus promotores, en la primera película estrenada en español y financiada íntegramente bajo la fórmula de crowdfunding. ‘La educación prohibida’ se adelanta así a ‘El Cosmonauta’, encargada de abrir camino en esta modalidad de financiación colaborativa hace años pero que acaba de finalizar su montaje y no verá la luz en la gran pantalla hasta mediados del año que viene.

“En un año y cuatro meses aproximadamente”, relata Iacomella, “conseguimos reunir algo más de 50.000 euros con la participación de 704 coproductores”. Para canalizar todas estas contribuciones, el equipo construyó su propio sistema con la plataforma de software libre WordPress. Este espíritu colaborativo se ha trasladado, además, a las labores del subtitulado, que se realiza con la aplicación open source Poodle, y ya cuenta con subtítulos en español, catalán, inglés, francés o portugués, entre otros.

De cara a la distribución, Iacomella asegura que “siempre tuvimos claro, desde el principio, que ésta sería bajo licencia copyleft, puesto que el objetivo es que se difunda lo máximo posible”. Además y dado que se trata de un proyecto independiente y no entra en el circuito comercial de salas de cine, el equipo ha preparado un despliegue internacional de más de 350 proyecciones.

“Todo el que quiera proyectar la película, tan sólo ha de enviarnos una solicitud con los datos y nosotros nos encargamos de publicitarlo en nuestro sitio web”, indica el activista, “porque para nosotros es muy importante recuperar estos espacios para el diálogo, que la gente vea la película y hable de ello”. Este sistema de proyecciones ha calado, con más de medio millar de solicitudes recibidas hasta el momento: “el día del estreno, la película se verá en 140 lugares del mudo“, precisa Iacomella.

Anuncis

Llibres com a armes de transformació social

Una persona desinformada està desarmada. El coneixement i el pensament crític són dues eines fonamentals per l’èsser humà i encara més en els temps que corren. És per això que deu editorials independents s’han unit en associació sota el nom de Contrabandos. La seva idea: fer dels llibres un instrument transformador, recuperar l’interès per les qüestions polítiques, el debat i la reflexió. I és que, com se’ns diu a l’article tot versionant els versos de Celaya: “El libro es un arma cargada de futuro”. Font: Público. Link al web de Contrabandos

Una persona desinformada está desarmada. El conocimiento y el pensamiento crítico son dos herramientas fundamentales para el ser humano, aún más en los tiempos que corren. Es por eso que diez editoriales independientes se han unido en asociación bajo el nombre de Contrabandos. Su idea: hacer de los libros un instrumento transformador, recuperar el interés por las cuestiones políticas, el debate y la reflexión. Y es que, como se nos dice en el artículo versionando los versos de Celaya: “El libro es un arma cargada de futuro”. Fuente: Público. Link a la web de Contrabandos

“El capitalismo ha llegado al final de su trayecto”

Nace Contrabandos, una asociación de diez editoriales independientes centradas en promover el pensamiento crítico con el fin de incidir en la “construcción, reproducción y reinvención del mundo”.

ALEJANDRO TORRÚS Madrid 27/07/2012 18:56 Actualizado: 28/07/2012 12:02

El libro como arma fundamental para la transformación social y el desarrollo del pensamiento crítico. Bajo este principio diez editoriales independientes, entre las que se encuentran El viejo topo,  Icaria u Octadedro, se han agrupado bajo el paragüas de la asociación Contrabandos con un objetivo claro: sacar el libro a la calle y fomentar el debate de ideas para la “reinvención” del sistema . “No somos una asociación gremial que pretenda mejorar la estructura de costes de sus empresas. De hecho, no aceptamos edit

oriales cuyo fin principal sea hacer negocio. Para nosotros lo más importante es la militancia a través de la lectura”, explica a Público Miguel Riera, editor de Montesinos y El viejo topo, dos editoriales integradas en la asociación.

Usted es miembro fundador de la asociación. ¿Con qué espíritu nace Contrabandos?

La idea es que el libro político salga a la calle y con él su espíritu. Queremos organizar y realizar debates que sirvan para construir tiempos y espacios donde surjan nuevas alternativas a estos tiempos de crisis. Queremos ser militantes, pero no en el sentido de partido político.

En su revista inaugural destacan que sus obras tienen la voluntad de desarrollar el pensamiento crítico. ¿Ha estado adormecida la sociedad durante estos años?

Pensamos que en las últimas décadas ha habido una caída de la formación política del ciudadano que, afortunadamente, se está rompiendo con esta crisis. Mucha gente joven se había desinteresado por los temas políticos y ahora esta tendencia se está invirtiendo. Además, creo que en este hecho ha influido la pérdida de prestigio de la dimensión cultural en España. Es decir, hoy en día la cultura no es un valor añadido ni mediática ni socialmente y eso ha tenido un correlato en la caída del libro político y en la formación política de los ciudadanos.

¿Cómo puede influir el libro político o el ensayo en este momento de desperar político de los ciudadanos?

Es fundamental. La gente lee mucho en internet, pero sólo la reflexión profunda permite tomar conocimiento de la realidad tal y como es. Hace cuatro días nadie sabía qué era la prima de riesgo, pero hoy casi todo el mundo lo sabe. Pero el conocimiento de verdad, las consideraciones geopolíticas, lo que está pasando en Siria o en el resto del mundo árabe no se puede comprender a base de titulares. Hay que leer más y en internet es dificil. Los artículos largos no son muy leídos. Por ello pienso que el libro político es fundamental para comprender y ofertar alternativas para la transformación social.

En su declaración de intenciones inciden en la idea del pensamiento crítico y el debate. ¿No ha debatido lo suficiente España sobre su futuro?

En España no se ha discutido nada. Solamente en pequeños reductos de internet o en editoriales marginales se ha hablado de las cosas que están estallando ahora. Pero, por ejemplo, no ha habido una discusión en los medios de comunicación de masas sobre la deriva del socialismo democrático hacia el social liberalismo o ya prácticamente al liberalismo. Solamente a raíz de esta crisis mucha gente se ha dado cuenta de que algo ha cambiado en estos años. Hace falta discusión y debate. Para el pensamiento crítico es fundamental la discrepancia, la crítica o la discusión. Solamente a través de la discusión se puede abrir un camino hacia la luz, aunque suene cursi.

¿A qué se debe este déficit de debate en la esfera pública?

En mi opinión, gran parte de la élite intelectual ha sido cooptada por el poder y sigue así actualmente, mientras que otra parte de los intelectuales, que no han querido entrar en ese juego de poder, se han visto marginados y no han tenido acceso a los medios de comunicación. Aunque siempre hay excepciones, como Público, que abrió una ventana a gente muy sólida sin acceso a los medios.

El libro político se ha visto potenciado por obras como ‘¡Indignaos!’ de Stéphane Hessel. ¿Cree que este ‘boom’ potenciará la visibilidad de sus libros?

Sí, es muy positivo que editoriales comerciales se sumen al ensayo político. Todo suma siempre. Pero nosotros no estamos interesados en el éxito comercial de una obra sino en su difusión a nivel de ideas, y si llega el éxito perfecto, pero siempre es pequeño y secundario.

¿Por qué cree que ha sido marginado, por así decirlo, a lo largo de estos años?
No se puede echar la culpa a nadie de manera concreta porque podríamos echar la culpa a muchos. Al lector porque no busca este tipo de libros, a los centros comerciales por buscar una rentabilidad máxima al especio que tienen, a las distribuidoras y a las editoriales por no hacer bien su trabajo. Toda esta cadena produce una mezcolanza que, efectivamente, ha impuesto un tipo de pensamiento en estas dos últimas décadas.

Un pensamiento que ahora quieren debatir con el libro como arma.

Exacto. El libro es un arma cargada de futuro como decía el poeta. Si no estamos bien formados desde el punto de vista de comprender qué estamos haciendo, hacia dónde vamos y qué alternativas tenemos, estamos totalmente desarmados. Sin conocimiento cualquiera te puede robar la cartera. El sistema económico capitalista ha llegado al final de su trayecto. Esto no quiere decir que vaya a desaparecer pero sí que debe transformarse y estamos en un momento propicio para el cambio: los recuros naturales del planeta ya no dan más de sí, el sistema financiero ha llevado a las ruinas a países enteros, etc. En este contexto, es imprescindible encontrar alternativas. Y esas alternativas solo se pueden plantear desde el conocimiento.