Radio Nikosia: contra l’estigma dels malalts mentals

Avui us oferim una notícia publicada també ahir i també al Diagonal, on s’explica el projecte de Radio Nikosia. Es tracta d’un programa inspirat en la radio argentina la Colifata i d’emissió dins la freqüència de Radio Contrabanda, gestionat exclusivament per persones amb diagnòstic de malalts mentals. Parlem d’un projecte inclusiu i horitzontal, que demostra la falsedat de molts dels estigmes que pesen sobre les espatlles d’aquest sector de la societat. “La bogeria també és digna!”

Hoy os ofrecemos una notícia publicada también ayer y también en el Diagonal, donde se explica el proyecto de Radio Nikosia. Se trata de un programa inspirado en la radio argentina la Colifata y de emisión dentro de la frecuencia de Radio Contrabanda, gestionado únicamente por personas con diagnostico de enfermos mentales. Hablamos de un proyecto inclusivo y horizontal, que demuestra la falsedad de muchos de los estigmas que este sector de la sociedad debe llevar a cuestas. “La locura también es digna!”

La voz sensible de Radio Nikosia

Varias personas diagnosticadas en salud mental comparten experiencias a través de una antena autogestionada de Barcelona. Organizadas como un colectivo de forma asamblearia, emiten desde Radio Contrabanda.

Equipo de periodismo de Radio Nikosia*
Miércoles 25 de julio de 2012.  Número 179
JPG - 153 KB
La radio como terapia. Foto: Radio Nikosia.

Radio Nikosia lucha desde hace 10 años por la calidad de vida y en contra del estigma que sufre cualquier diagnosticado psiquiátrico. Es un programa de radio Contrabanda, una emisora libre que lleva más de 20 años de actividad en Barcelona. El colectivo se organiza a través de asambleas semanales, donde todo el mundo vota para aprobar las decisiones. Se trata de una radio libre y horizontal que intenta expandir su voz y expresión creativa. “Intentamos crear redes con otros proyectos similares y ofrecerle la palabra a todas las personas a las que siempre se le niega.

“La locura también es digna”

“La locura también es digna”, dice Alberto Pérez, uno de los veteranos del proyecto. El primer grupo de Radio Nikosia surgió en 2003, inicialmente conectado con la fundación de reinserción psicosocial J.O.I.A. El proyecto fue ideado por los antropólogos Martín Correa y Nella Gonzalo, inspirados por radio Colifata, nacida en Argentina, que fue la primera radio totalmente gestionada por personas diagnosticadas de problemas de salud mental.

En Barcelona era algo absolutamente nuevo. Al principio el proyecto estaba vinculado a las instituciones sanitarias, pero después de cinco años se reunificó como Asociación cultural sin ánimo de lucro.

“El primer día de radio sólo eramos siete personas, de las cuales dos eran coordinadores y cinco nikosianas, entonces sólo cuatro se animaron a hablar”, recuerda Alberto Pérez. “Nos planteamos una charla sobre un tema libre más un intercambio de opiniones sobre algo específico, que aquel día fue el miedo. La trasmisión duró una hora y media y pasamos muchos nervios, porque era la primera vez que hablábamos en una emisora. Dialogar sobre el miedo fue natural, porque todos teníamos ansiedad sobre la gente pudiera pensar de nuestra enfermedad”.

JPG - 129.1 KB
Asamblea del colectivo radio Nikosia. Foto: Radio Nikosia.

“Algo muy bello envuelto en el caos”

“Es interesante observar cómo nos organizamos -dice Jordi Capdevila- Radio Nikosia es un proyecto que aglutina a más de cuarenta personas. Nikosia es algo muy bello envuelto en el caos [risas]. Somos muchos y no todos pensamos igual, pero ese matiz es importante. Todas las voces enriquecen el proyecto y ayudan a tener una nueva mirada más amplia sobre la locura”, explica Capdevila.

“Los lunes tenemos asamblea y debatimos en profundidad el tema que se va a tratar el miércoles, en la trasmisión. Hacemos una especie de lluvia de ideas para qué la gente reflexione y tenga nociones sobre el tema antes de que llegue el momento de hablarlo en directo”.

Durante la asamblea las nikosianas y nikosianos hablan de su participación en distinto espacios donde se solicita que intervengan: en clases de psicología, centros cívicos o congresos médicos, entre otros. En estos años el colectivo se ha convertido en un referente para luchar contra del estigma que sufren los diagnosticados de enfermedades mentales e incluso han sido invitados a hablar en congresos de psiquiatría, para contar su experiencia personal y profesional.

Sin embargo el proyecto no se puede definir como terapéutico ya que rechaza la jerarquía que se establece en las instituciones médicas, donde las relaciones interpersonales están siempre reguladas en base a dinámicas médico/paciente. Nadie participa en Radio Nikosia para ’curarse’, sino para compartir un espacio de sociabilidad libre, sin distinciones y atento a las diferentes sensibilidades de los otros, que se une a un trabajo profesional y constante como periodistas de radio.

“Un ejercicio de autoestima”

“Para mí hacer un programa radiofónico que pueden escuchar centenares de personas es un ejercicio de autoestima, aclara Antonio Ortiz. “Contando mis vivencias y sentimientos, desde la óptica de un paciente psiquiátrico, intento explicar mis ideas, mi relación con el mundo que me rodea, espero también que mis palabras puedan ayudar a alguien que se encuentre en mi misma situación, sin pretender sentar cátedra”, señala Ortiz.

Desmontando falsos mitos

Uno de los objetivos del proyecto es desmontar el mito de que una persona con un diagnóstico de enfermedad mental no es capaz de hacer nada por sí solo, que necesita a alguien que gestione su vida. Según Jesús Angueira dice: “La sociedad vive la enfermedad mental con miedo, rechazo y desconocimiento. Estamos condicionados por las opiniones que la sociedad percibe a través de las noticias, que le llevan a pensar en nosotros como personas violentas y peligrosas, cuando sólo el 1% de las personas diagnosticadas cometen agresiones. Esta es una visión distorsionada de la realidad que dificulta nuestra integración y conduce a la estigmatización de nuestro colectivo”, afirma Angueira

“Nikosia no es un centro de día dónde pasar el tiempo, dónde sonreír es difícil, sostiene Jordi Capdevila. Y continúa: “Hacer radio no es una manera de pasar el rato, es una lucha colectiva, algo necesario. La voz nikosiana traspasa las fronteras de Catalunya porque es la voz que viene reprimida cada día en todas las partes del mundo. Por eso, muchas personas de otros países se han interesado por Radio Nikosia”.

Ese es el caso de Liana Della Vecchia, una pscóloga brasileña que se ha venido a Barcelona a vivir sólo para conocer Radio Nikosia: “Me impresiona que en cada encuentro siempre surjan reflexiones y debates interesantes. Me hacen pensar, además de la diversidad de pensamientos. En Radio Nikosia es posible contar con otros espacios de construcción, con otros modos de subjetivación diferentes a los que se dan en el servicios de salud, en los que muchas veces segmentan en lugar de ayudar” afirma Della Vecchia.

JPG - 98.1 KB
Curso de teatro. Foto: Radio Nikosia.

Desde el 2003 hasta hoy el proyecto ha crecido mucho. Ha llegado a participar en emisoras como Radio la Mina o Cadena Ser. También han conectado con otros proyectos similares en Europa como sound and voice (SOVO). Además el colectivo ha llevado a cabo libros, documentales e incluso edita una revista. Actualmente Radio Nikosia cuenta con talleres de artes plásticas, periodismo, teatro, yoga, cocina…

Un espacio sin censuras

“Para Radio Contrabanda ha sido fácil aceptar al colectivo”, según explica Antonio Narváez, periodista de esta emisora, “nosotros una emisora libre y no comercial y nos parecía necesario abrir micrófonos a un proyecto tan original y con un contenido tan humano y social”

Lo más importante en Radio Nikosia no es el resultado, sino el proceso. El momento del directo es sólo la expresión más visible de un trabajo colectivo que se lleva a cabo cada día.

JPG - 137.6 KB
En directo desde radio Contrabanda. Foto: Radio Nikosia.

“Aquí me siento en familia. Somos un grupo humano donde cada uno puede expresar sus sentimientos y colaborar”, explica Esther Paéz Martín. “Mi vida ha cambiado. Desde el momento en que se oye mi voz, ya no tengo miedo ni vergüenza a hablar”, comenta Luisa Navarro.

Para Antonio hacer radio le ha ayudado a superar miedos, como el de hablar en público y también la ansiedad de darse a conocer como una persona que padece de enfermedad mental. Para Jordi Nikosia es algo así “como un trabajo en el que te llevas más de lo que das. Y esa es la magia. No hay una pirámide jerárquica en los que unos hablan e influyen sobre los otros. La palabra de cada uno cuenta por igual. No nos relacionamos cómo enfermos, sino como personas. Podemos lograr cambiar las cosas en relación a la salud mental, trabajando desde dentro.”

*Luisa Navarro, Antonio Ortíz, Valentina Natale, Alberto Pérez, Jesús Anguieira, Jordi Capdevila, Esther Páez y Liana Della Vecchia.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s